Preparan protocolo para prevenir incendios en el Parque Guasú

Publicado en fecha 15-10-2021
El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), con el apoyo del proyecto Asunción Ciudad Verde de las Américas – Vía a la Sustentabilidad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se encuentra trabajando en el Parque Guasú Metropolitano para elaborar un Protocolo de prevención y de acción en caso de incendios, como así también identificar los puntos más vulnerables y apoyar en la gestión ambiental del sitio para la restauración y conservación.

Al respecto, el bombero forestal, Ramón Villalba, quien se encuentra a cargo del proyecto, recordó el incendio ocurrido en el año 2019 que arrasó varias hectáreas y afectó a la fauna que lo habita. Por este motivo, señaló que es un riesgo permanente y que aún queda mucho trabajo para tener un buen sistema de prevención.

Villalba advirtió que aún persisten los factores para que se produzcan siniestros en el parque y citó especies exóticas como el pasto estrella que son muy inflamables. “Nosotros sabemos perfectamente lo que iba a ocurrir. Esto estaba previsto y va a seguir ocurriendo”, dijo Villalba, argumentando que los cambios radicales en humedad y ascenso de temperatura a nivel mundial dan condiciones especiales para la propagación de incendios.

Agregó que la amenaza no es solo para las zonas boscosas y los cultivos, sino también en las zonas urbanas, incluyendo al Departamento Central del Paraguay, donde viven más de 2 millones de personas.

“Nos tenemos que dar cuenta. En Europa, en EEUU, en Argentina y en Chile, hay tremendos desastres por los incendios forestales. No están dañando exclusivamente reservas, bosques e incluso plantaciones, están produciendo una enorme pérdida. Creo que debemos ver la experiencia ajena y considerar las gestiones que deben hacerse en Paraguay”, expresó.

Cabe recordar que, a finales del 2020, se realizó en el Parque Guasú un Plan Piloto de manejo de especies exóticas invasoras, a cargo del MOPC y el PNUD.

Previo al inicio, se realizó un relevamiento de datos que identificó que casi el 50% de la superficie del espacio verde está cubierto por el pasto estrella, una variedad catalogada como invasora y que representa una amenaza debido a su alta probabilidad de combustión y a que evita el desarrollo de otras especies naturales.

Villalba, sobre esta situación, explicó que al ser un pasto de origen africano está adaptado a la sequía, por lo que el calor extremo y la humedad de nuestro país le otorgan un rápido crecimiento. “Erradicar este pasto no es cosa fácil. Se trabajó con voluntarios, con maquinaria del MOPC, pero un combustible muy poderoso”, dijo.

“El control de especies es un trabajo que no se va a ver hasta dos o tres años. El Parque Guasú es un lugar muy concurrido y en los alrededores existe mucho desarrollo urbano. En el caso que se registre un incendio, el humo afectará la salud de mucha gente e inclusive podría generar pérdidas lamentables”, vaticinó.

Dijo que el control de especies invasoras es algo que debe continuar de manera a que los resultados se vean de forma inmediata y que desaparezca el riesgo latente que hoy en día existe en el Parque Guasú.