Industria azucarera de Arroyos y Esteros invierte en tecnología e innovación

Publicado en fecha 28-09-2021
Una visita y recorrido por el ingenio azucarero Otisa-Organic Sugar Mill y la destilería Legado de la familia del empresario Eduardo Felippo, ubicados en Arroyos y Esteros, Departamento de Cordillera, realizó el ministro de Industria y Comercio (MIC), Luis Alberto Castiglioni.

Integraron la comitiva el viceministro de Industria, Ramiro Samaniego; el Jefe de Gabinete del Ministro y comisario por Paraguay ante la Expo Dubái, José Agüero Ávila; el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Enrique Duarte; la representante residente del PNUD en el país, Silvia Morimoto; entre otros invitados, empresarios y proveedores de las mencionadas firmas.

El ministro Castiglioni resaltó la creatividad, el coraje, la gran capacidad de innovación, y la fe puesta en los agricultores, campesinos minifundiarios, en la gente del lugar, por parte de los directivos de la planta industrial, que estos momentos produce azúcar orgánica, melaza y alcohol de exportación, destinados para el mercado de Europa, EE.UU. y Asia. “Aquí está la fe en nuestra tierra y un afán decidido a seguir desarrollándose como industria y, al mismo tiempo, desarrollar a todo el entorno”, dijo, respecto a la planta industrial que en la actualidad cuenta con más de 500 personas (200 de manera directa) involucradas en el trabajo de la industria. 

Asimismo, destacó el trabajo de la familia de empresarios y de todos sus colaboradores, en especial de las mujeres que desempeñan una labor de relevancia en la industria azucarera. “Destaco el trabajado que han hecho para que esta industria se desarrolle, junto a todos sus colaboradores y en especial, el valor de la mujer paraguaya. Espero que sigan teniendo éxitos porque significa el bienestar de muchas personas, y es el éxito de la marca paraguaya, en muchas partes del mundo”, expresó el ministro Castiglioni. 
 
RON Y GIN 
El directivo de la empresa, Eduardo Felippo, relató que la industria Otisa tiene unos 38 años de trabajo, desarrollada a pulmón, con fondos propios, con mucha creatividad y llevando adelante el proyecto. “Aquí es donde se aplica se puede”, resaltó Felippo, puntualizando que el apoyo del Ministerio de Industria y Comercio es de suma importancia para el sector. “Es importante que nuestras autoridades conozcan realmente lo es el lugar de trabajo, y estamos muy contentos con esta acción y porque la política de Gobierno es conocer a las industrias que están operando”, añadió.

Al hacer referencia a la destilería Legado, que administra su hijo Ariel, sostuvo que “estamos contentos con la fábrica, con el producto y, si bien hace años exportamos ron, ahora tenemos nuestra propia destilería. Hacemos un ron que no se hace en otro lugar, porque es a base de alcohol de caña, siendo el proceso diferente, lo mismo que el gin, con muy buen resultado”, mencionó. 

En cuanto a la mano de obra ocupada en el complejo (Otisa y Legado), indicó que en este momento están trabajando en la zafra casi 300 personas, a los que se suman unos 200 más, que son los trabajadores indirectos. “Estamos trabajando en una buena zafra, con todos los problemas de la humedad, falta de lluvia, y ahora con la carencia de agua en el río, que nos impide exportar. Somos una fábrica productora de azúcar orgánica, sólo para exportación; fuimos los primeros en el mundo, y eso hace que tengamos una clientela que siempre nos responde.  Estamos esperando poder exportar, que suba el agua y que se solucione ese problema”, añadió el directivo de la empresa familiar.