El FMI afirma que el crudo barato restará 2.25 puntos de su PIB a exportadores

Publicado en fecha 29-09-2015
Reconoce el Fondo Monetario Internacional (FMI) que la caída del precio del petróleo podría restar hasta 2.25 puntos porcentuales de crecimiento económico a los países exportadores, desde ahora y hasta el 2017.

En los primeros dos capítulos del reporte insignia del Fondo, el World Economic Outlook (WEO), divulgados desde Washington, estiman que son dos terceras partes del menor crecimiento de los países exportadores del hidrocarburo a los que se pueden atribuir al ciclo bajista del precio internacional del petróleo.

El tercio restante, detallan en el reporte, es consecuencia de la menor inversión que suele acompañar al ciclo.

A una semana de que inicien las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial, en Lima, el subdirector de análisis económico, Gian María Milesi-Ferretti, consideró que al tomar en cuenta estas evidencias, se pueden armar políticas públicas que incentiven la inversión y la demanda interna.

En conferencia de prensa, previa a las reuniones que marcan el regreso a América Latina de este encuentro después de 48 años, Thomas Helbling, director de la División de Estudios del WEO, consignó que el impacto significativo en crecimiento que ha tenido este nuevo ciclo de bajas en el precio del petróleo evidencia que hay también un componente estructural en este tipo de economías que debe atajarse.

En el capítulo 2 del WEO, titulado “¿Hacia dónde se dirigen los países exportadores de materias primas?”, sugieren ir más allá de las medidas relativas a la demanda e incluir reformas estructurales que aceleren la inversión privada.

Flexibilidad cambiaria, amortiguador
Otro capítulo liberado del WEO, titulado “¿Están desconectados el tipo de cambio y el flujo comercial?”, enfatizan que la flexibilidad cambiaria que aplican la mayoría de los exportadores de materias primas ha suavizado el impacto negativo de los precios de commodities.

La reducción de los ingresos fiscales provenientes de las materias primas, así como el menor crecimiento potencial, es contrarrestado con el descalce de los ingresos comerciales, es decir, se compensa parcialmente al cambiar a la moneda local, los ingresos en dólares.

En la conferencia de prensa, Daniel Leigh, coautor del reporte, explicó que en 1980 se vivió un episodio similar de caídas de precios de los commodities, que vino acompañado de apreciación del yen y del dólar, pero matizó que con la cooperación de las economías para el comercio resultó determinante para salir del episodio bajista.

De acuerdo con el análisis, el debilitamiento del tipo de cambio sí favorece al sector exportador, de ahí que cuando una divisa se deprecia en 10% respecto del dólar, se alcanza un incremento de las exportaciones netas que puede generar aportaciones de hasta 1.5% en el crecimiento económico.

No obstante, en el mismo capítulo consignaron que el fortalecimiento del dólar continuará perjudicando a Estados Unidos lo que a su vez impactará negativamente en la demanda de la primera economía y en su desempeño.

Según el FMI, la apreciación real del dólar es de 14% en los últimos 12 meses. Para los especialistas, hay poca evidencia de que se haya roto el nexo entre la depreciación cambiaria y las exportaciones, lo que significa que el fortalecimiento del dólar sigue estimulando al sector exportador, con las consecuencias negativas en la demanda del propio Estados Unidos.

Las Reuniones del FMI y el Banco Mundial inician la semana entrante, el 6 de octubre, con la actualización de los pronósticos de crecimiento económico del Fondo, que será presentada por el nuevo consejero económico, Maurice Obstfeld. Tuvieron que pasar 48 años para que regresara el encuentro a la región.